Un presidente que se aumenta el sueldo un 48%, mientras millones de argentinos cobran un salario en pesos paupérrimo por la devaluación y la altísima inflación

La nueva casta cobra sueldos mayores a los $2.000.000, mientras el laburante común debe seguir esperando y haciendo el esfuerzo

Por Natalia Pérez

El presidente Javier Milei, después de quedar en clara evidencia, que firmo un decreto junto con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello el 28 de febrero, anunció que iba a dar marcha atrás con el aumento de los miembros del Poder Ejecutivo que él mismo había firmado hace algunos días atrás. Mas allá del intento poco feliz de no hacerse cargo de lo que firmo, quedo en evidencia, que para la casta si hay plata.

Es doloroso ver, como la clase política sigue gozando de privilegios, mientras el resto de argentinos, carga con todo el peso de una política de ajuste que no mide las consecuencias sociales que ocasiona. Los precios de los productos de primera necesidad suben semana a semana, mientras la clase dirigente desde una falsa moral, habla de pobreza y de esfuerzo, exponen delante de todos los argentinos, sueldos superiores a los millones de pesos.

Scroll al inicio